Para vosotros

Hay muchos momentos de felicidad, pero el que nunca falla es el de estar ante una rica receta recién horneada, alrededor de una mesa y rodeado de los nuestros. Os prometo momentos de felicidad acompañados de dulces, tartas, cupcakes, pasteles, galletas, magdalenas, pastas, panes y mil delicias más dulces y saladas

lunes, 3 de noviembre de 2014

PAN DE MONO

Hola  cocineret@s!!!! Espero que hayáis pasado un fin de semana estupendo con este tiempo que parece que por fin comienza a traernos fresquito. Tenía muchas ganas de hacer la receta que os traigo. Hace varios años que la encontré por internet y la anoté como una receta de las más originales y apetitosas que había visto jamás, sin embargo cada vez que me ha venido a la cabeza por un motivo u otro la he ido dejando. Por fin llegó el momento, aprovechando que es una receta de las que se disfrutan templaditas o ya frías acompañando un buen vaso de leche caliente, me toca presentaros este estupendo PAN DE MONO.


Me ha encantado, es sublime, aromático, jugoso, deliciosamente dulce......un bocado de los buenos, os lo aseguro. Es muy original su aspecto, pues son bolitas de bollo unidas por un delicioso almíbar del horneado...¿El nombre? No tengo claro su origen, hay quien dice que se debe a un fruto de un árbol africano que tiene una apariencia parecida a este postre, y hay quien asegura que es por la forma de comerlo, con las manos pellizcando cada bolita, como lo harían los monos......coged la versión que mas os guste!!!

Por lo visto es una receta muy apreciado en los desayunos de domingo de algunas zonas de norteamérica, y no me extraña porque es espectacular.....

Os animo a todos a probarlo, ya me contaréis, estoy convencida de que formará parte de vuestras recetas imprescindibles favoritas.

Necesitamos (para unas 8 raciones):

300 ml de leche
2 cucharaditas de levadura seca de panadería
60 grs de azúcar
60 grs mantequilla
1 huevo L
1 cucharadita de sal
600 grs de harina común (todavía no he probado con harina de repostería, pero lo haré)

Para el rebozado:
350 grs de azúcar moreno
150 grs de mantequilla derretida
2 cucharaditas de canela
10 porciones de chocolate a trocitos 

Comenzamos calentando la leche en un cazo. Añadimos la levadura de panadería para que se disuelva. 

Agregamos ahora, sin quitar del fuego (fuego suave) incorporamos la mantequilla derretida, el azúcar y el huevo. Mezclamos muy bien.


Retiramos del fuego y agregamos la harina y la sal poco a poco y vamos incorporándola hasta formar una masa manejable. Os será de mucha ayuda contar con un robot con accesorio de amasado, ése que es como un gancho, pero se puede hacer a mano perfectamente primero con ayuda de una cuchara de madera y luego con las manos en una superficie ligeramente enharinada. Tener en cuenta que no podemos incorporar mucha harina más porque nos quedaría la masa muy dura.....así que no podemos abusar de harina sobre la encimera de trabajo.

Tiene que quedar una masa elástica que no se nos pegue a las manos (engrasaros las manos con un poco de aceite de girasol o mantequilla).


Reposamos la masa en un bol tapado durante un par de horas, aunque podéis reducir ese tiempo a la mitad si colocáis el bol en un taburete delante del horno mientras lo precalentáis para hacer luego el horneado a 180ºC.

Una vez reposada la masa, la estiramos un poco en forma de rectángulo y la cortamos en porciones de un tamaño mediano, que nos quepan en la mano casi cerrada, como si fuesen albóndigas, ok??

Podemos meter en cada porción algunos trocitos de chocolate para que queden escondidos en cada bolita.


Ponemos en un bol la mantequilla derretida para el rebozado y en otro bol el azúcar moreno mezclado con la canela. Vamos rebozando cada bolita primero en la mantequilla derretida y luego en el azúcar con canela....Os podéis imaginar el sabor tan bueno que va a tener este Pan de Mono, verdad????? A mi se me hace la boca agua.

Vamos echando las bolitas rebozadas en un molde engrasado de los que llevan un tubito en el centro.


Dejamos reposar la masa en el molde durante 25 minutos aproximadamente delante del horno como antes y pasado ese tiempo lo metemos a hornear durante otros 30 minutos aproximada mente a 180º hasta que esté cocido nuestro delicioso Pan de Mono.

El aroma a canela inunda toooooda la casa, es una gozada!!!

Y mirad que delicia.........Me encanta!!!


Espero que os haya gustado y que os animéis a hacer esta receta, estoy segura de que os va a conquistar!!!

Ciao!!!












No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...